El sufrimiento no existe en el presente

Namasté querido ser de Luz. 

El sufrimiento es una sensación causada por la percepción de tu mente sobre algo que ha experimentado tu ser. Tiene que ver con lo que la mente te dice sobre ese hecho.

Sufres cuando recuerdas algo y te lamentas por no haber respondido de cierta forma. Sufres cuando te angustias sobre algo que todavía no sucede, y que además podría no suceder.

Cuando hablo de esto en mis talleres, ha habido quien me pregunta, qué pasa con el sufrimiento cuando estás en una situación límite, como un accidente o algo que ponga en peligro tu seguridad e integridad.

Créeme, ni en esos momentos sufres.

Hace algunos meses me asaltaron. El asaltante traía un cuchillo y estaba amenazándome con apuñalarme. Me encontraba sola en una calle semi obscura en una zona, no tan segura de la ciudad de México. Durante el período de tiempo que duró el asalto, no sufrí. Nunca he estado más presente en nada en mi vida. Todos mis sentidos estaban alerta, mi instinto de preservación se activó, mi cuerpo generó adrenalina para cuidar mi vida, mi mente estaba ahí, sin pensar en otra cosa.

El sufrimiento vino después. Ya que había terminado todo. Fue cuando me encontré sola nuevamente, que mi mente comenzó a decirme el gravísimo peligro en el que me encontraba. Enumeró los distintos finales que pudo haber tenido ese evento. Se lamentó por mi iPhone. Más adelante, cuando me vi en un espejo y vi que el asaltante me había rasguñado el rostro, mi mente se llenó de miedo, me dijo constantemente lo mucho que me dolía, que me iba a quedar una cicatriz de por vida, que había perdido tanto… Entonces ahí sufrí. Con todo lo que me la mente dijo y repitió. La mente tomó esa experiencia para generar pensamientos de miedo. Para sacarme del presente y anclarse en todo lo que pudo haberme pasado, lo que pude haber hecho distinto, lo mucho que “me dolía” -en realidad no era cierto- que me hubiera pasado eso a mí.

Al salir a la calle sola, se activaba recordándome la situación que había experimentado. Lo mucho que corría peligro, lo grave que había estado la situación. El miedo que debía sentir cada vez que saliera a la calle.

La realidad es que en el aquí y el ahora todo está bien. Todo es como debe ser.  Todo está donde debe estar.

Y parafraseando a Will Smith, no quiere decir que el peligro no exista, ahí está. Lo que no es real es el miedo. El miedo es la herramienta mental para ligarte a eventos que no están sucediendo en este momento.

Cuando estás en el aquí y el ahora, permites que lo que vas experimentando sea, tal cual es, sin luchar ni tratar de controlarlo. Y ahí, justo ahí, sin importar lo que se experimenta, puedes comprobar que la vida es maravillosa.

Espero que te dé mucha Luz.

Te mando un abrazo de chia.

Recuerda, eres luz y amor. Eres abundancia. Elige experimentarla en todas las áreas de tu vida.

Saprema,

Andrea de la Mora  ❤

error: Content is protected !!